31.12.09

La bonita tradición del anuario

Pregúntame sobre cualquier hecho “relevante” en el 2009. Que el día que murió Michael Jackson estábamos picándonos los ojos “porque no había nada”; que el viernes del incendio en la guardería ABC nos horrorizó ver que la cifra de niños muertos iba subiendo a la par de nuestra histeria para tener información a la mano; que el 11 de octubre fue la transmisión más larga en cabina, superada por la del día de las elecciones. Y que controlé los nervios. Que le ganamos la nota a López-Dóriga de la muerte del Jefe de Jefes… hablo casi todo en plural, porque nada de esto lo hice sola, lo hicimos en el que sin duda, y con dolor, y con sufrimiento y un tanto de estómago perdido, hemos logrado en Milenio Televisión. A sabiendas que la emisión de ayer ya es historia (en tiempo real). Que esa mamarrachada de “El chou de Juanito” me hizo torcerme de risa…

Ahora pregúntame sobre “hechos relevantes” de mi persona… tic, tic, tic… se acaba el tiempo. Remítase, por favor, al párrafo inmediato superior. Parece una exageración, pero he de aceptar mi workaholicismo y que casi todo ¬–subrayo el “casi”– tuvo que ver con las paredes del Newsroom, las tensiones entre la una de la tarde y las diez y media de la noche y las personas que rodean a todo eso. Lo que se queda fuera, entonces, me vacía y a la vez me llena. Estoy consciente, no por el cierre de la década, que en mí se están cerrando ciclos. El de un Amor (con altas) que pone distancia no de mí, sino de su propio universo porque necesita encontrarse y demostrar. El de un Hobbito que diligentemente cumplió no sólo como un auto, sino como un amigo que debo dejar ir. Dejar ir. Porque lo que se va, invariablemente regresa. Ahora veo todo como si de una edición de Alex se tratara… y con algunas instantáneas en Rebel XSi…

1. ¿Qué hiciste en 2009 que nunca habías hecho antes? Abandonarme, dejarme en un punto neutral.
2. ¿Cumpliste tus propósitos de año nuevo, y harás más para el próximo año? Creo que esta vez sólo haré el propósito de ser un poco más feliz.
3. ¿Alguien cercano a ti tuvo un hijo? Sí. León, el hijo de Cinthya… y Roberto Velázquez será papá en marzo, aprox (ya quiero verlooo).
4. ¿Alguien cercano a ti murió? La abuela de Alejandra, que era como su madre. Y hace poquito, su perrita Gorogoy, que era como su hija.
5. ¿Qué países visitaste? Cero, pero planeo ir a NY por fin este 2010. Aún no sé si en la calurosa primavera o en el afable otoño anaranjado de Central Park.
6. ¿Qué te gustaría tener en 2010 que no tuviste en 2009? Compromisos eludibles.
7. ¿Qué fecha de 2009 quedará para siempre grabada en tu memoria, y por qué? Fútil? El 09.09.09… Beatles Rock Baaaaand! Y determinante… quizá el 29 de diciembre. Porque no se trató de una despedida, sino de una pausa (¿o al revés?). Por lo demás, mi mente es un anuario de “hechos relevantes”…
8. ¿Cuál fue tu mayor logro del año? Indirectamente, haber sido reconocida como “employee of the year” en Milenio Televisión. No hubiera hecho nada de eso sin motivación de querer salir mejor al aire todos los días. Sé que los ratings son muy engañosos, pero parte de esos históricos del 5 de julio y el 11de octubre los sudé, los padecí, terminé exhausta, pero valieron la pena.
9. ¿Cuál fue tu mayor fracaso? La decisión de suspender el corazón hasta nuevo aviso.
10. ¿Sufriste alguna enfermedad o lesión? No, por el momento. El estrés ya no es irregular. Se controla con un poco de valemadrismo. Me libré de la influenza “AHINI” (Dante Moller dixit).
11. ¿Qué fue lo mejor que compraste? En unas horas firmaré el contrato del sucesor del Hobbito. Ah, y Nachita, la Rebel que ya es parte de la familia.
12. ¿Cuál conducta ameritó una celebración? Haber creado el Programa Interdepardamental de Vinculación y Convivencia (Rock Baaaand de madrugada, todos los martes). En introspección, más disciplina para ser menos impuntual. Ahí la llevo.
13. ¿Cuál conducta te deprimió? Por momentos, la soledad.
14. ¿En qué gastaste la mayor parte de tu dinero? En el carro nuevo. Y, as usual, en mis amigos. En conciertos. En pendejadas.
15. ¿Qué realmente te emocionó? Conocer Tijuana. Abrazar al que se va de manera tan intensa que dos horas después me dolieron los brazos.
16. ¿Cuál canción siempre te recordará el 2009? Ahora sí está complicado… Pero, pero… seguro Where I end and you begin, de Radiohead.




17. En comparación con el año pasado, ¿eres más feliz o más infeliz? Soy más consciente de que sólo soltando seré más feliz. Aunque no es fácil.
18. ¿Más delgada o más gorda? Por momentos una, por momentos otra…
19. ¿Más rica o más pobre? Ahorita soy pobre como una gallina. Apretaremos la cartera.
20. ¿Qué te hubiera gustado hacer más? Leer. Tener más tiempo para disfrutar con amigos y gente desconocida.
21. ¿Qué te hubiera gustado hacer menos? Enviciarme con el Facebook, jajajajaja. Llevar las juntas cuando no está López, pero esa es chamba…
22. ¿Cómo pasaste la Navidad? Con mi familia, en casa de mi madre. Tengo en video la preparación del tradicional bacalao. No compré regalos, pero tomé muchas fotos. Mi hermano me hizo llorar porque con su varo me compró un DVD pirata con videos de The Beatles subtitulados.
23. ¿Te enamoraste en 2009? Por primera vez en muchos años no. No me enamoré y eso me pone muy triste.
24. ¿Cuántas aventuras de una sola noche tuviste? Creo que una. Bastante rara.
25. ¿Cuál fue tu programa de televisión favorito? Milenio Noticias… con Carlos Zúñiga. Ni es zalamería y tampoco estoy pateando el pesebre, pero es el único noti que puedo ver en paz. Hace unas semanas descubrí que ya no está bloqueado Clásico TV y me estoy reventando series viejas, Televisa style 100%. Chistes sebos y escenografías de cartón. ¿Por qué no dan de nuevo El Güiri Güiri?
26. ¿Odias a alguien a quien no odiabas en este momento del año pasado? Yo no odio.
27. ¿Cuál fue el mejor libro que leíste este año? Alta fidelidad, de Nick Hornby (una deuda saldada) y El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger. Aunque mi lectura favorita todo el año fue El País Semanal.
28. ¿Cuál fue tu mayor descubrimiento musical de este año? Ja! Sucede que me mantengo en mis clásicos. Haber escuchado a The Beatles en videojuego no tuvo comparación. Pero hubo uno que apenas me lo sigo saboreando: los dos discos de Paté de Fuá (maravillosos) y un EP desconocido de Modest Mouse, Everywhere and his nasty parlour tricks… y el nuevo disco de Muse. Y el Beatles Rock Baaaand!!!!!!!!!! (ya sé que ya lo dije, sólo para que no quede duda. Dejo además, una probadita de lo que viene).



29. ¿Qué querías y obtuviste este año? Respeto y reconocimiento basado en el trabajo.
30. ¿Qué querías y no obtuviste? Amooor (Pardiñas dixit).
31. ¿Cuál fue tu película favorita de este año? Los abrazos rotos me cautivó. Ahora no recuerdo otra. Y me divirtió horrores Welcome to Woodstock.
32. ¿Qué hiciste en tu cumpleaños? Hubo fiesta pequeña pero nutrida. Karaoke y bailongo. Estuvo mi hermana, que fue una gran sorpresa. Cumplí 30 años, ni más ni menos.
31. ¿Qué cosa hubiera hecho este año mucho más disfrutable? Más besos, más locura.
32. ¿Cómo describirías tu concepto personal de la moda en 2009? Quesque más faldas. Y botitas de hobbit.
33. ¿Qué te mantuvo cuerda? Lo de siempre: un cigarrillo en la madrugada, escribir y la música. Mi perra, mi amor incondicional.
34. ¿Qué celebridad/figura pública te fascinó más este año? Por absurdo? Juanito, por supuesto. Por otras razones, el Barcelona ganador de cabo a rabo.
35. ¿Qué tema político te molestó más? La mezquindad legislativa. Y ahorita, la rasgadera de vestiduras por el matrimonio y adopción para homosexuales. Tu preferencia sexual no te hace mejor ni peor persona. Cuántos hijos de puta no son “de familias normales” y abusan y maltratan a sus hijos?
36. ¿A quién extrañaste? A la Cecilia de hace cinco años.
37. ¿Quién fue la mejor persona a quien conociste este año? Mucha gente interesante. Y a veces sólo por su trabajo. Pero quizá a mi editor favorito; es sorprendente su creatividad y su disposición.
38. ¿Quién fue la peor persona a quien conociste este año? Quique Gavilán.
39. Dinos una lección de vida que aprendiste este año. El amor no es una persona ni una relación, es unos ojos en fondo naranja recordando de golpe todo lo maravilloso que fuiste en la vida de esta obstinada.
Ah, y buscar sin esperar.
40. Cita una canción que describa tu año. “Somos dos imanes que nunca se unirán”.

21.12.09

Obvio

Y cuando cerré los ojos, se detuvo la canción.

14.12.09

Las buenas costumbres

Diciembre vale la pena por el olor a pólvora, el ponche de la misma señora, la música de banda, la ventana abierta. Ya no hay miedo a la pirotecnia ni árboles de Navidad en casa. Pero todavía vive una vecina, entera, a sus 91 años, pidiéndole a la virgen que le de un día más. Y hay chinelos. Y quesadillas de queso. Y amigos.
Y ganas de comerte toda esta alegría con los ojos.

7.12.09

Y la canción de la semana es...

Bye bye love, by The Everly Brothers



(y del mes, quizá del año)

30.11.09

Cuanto más cerca se aleja



¿Recuerdas nuestra larga caminata?

23.11.09

Negativo positivo

No pienses que si no te llamo/
No te extraño mucho/
No pienses que si no te veo/
No siento tu ausencia...

De Pablo Escobar para Virginia Vallejo.

17.11.09

alguien, nadie



ooooooooohh!!!!!!! Esto lo reconcilia a uno con la vida :D

16.11.09

la exiliada del sur

En la fila de los boletos para entrar al juego de Pumas me topé con tres muchachos chilenos.
Me dio mucha nostalgia por esas dos semanas en que me enamoré de ese país; de Tiago y sus calles, Valparaíso y sus noches de luz reflejadas en el mar y Concepción con su hospitalidad de hojas de otoño en pleno enero.



¿Cómo pasa, pues? ¿Tiene que ver con la felicidad?

9.11.09

301

La entrada donde, pese a la evidencia, me resisto a cerrar mi blog. Es la terpapia más barata; pocos te leen, menos te entienden, pero pones un poco de orden en esta cabecita loca a la que poco a poco se le acaban los entusiasmos... Mi entretenimiento, en estos días de frío, es inventar los lineamientos del Programa Interdepartamental de Vinculación y Convivencia (que no es más que el pretexto para jugar Rock Band en Milenio hasta la madrugada), leer a Rius, contar las horas para que regreses e inventar la mejor broma de la jornada. De risas deberá llenarse este canasto; de anécdotas para que este clima no me empiece a llevar entre sus cascos; y es lógico. Me acabo de comprar una cajita de nostalgia (un disco duro externo de un TB) que grita orden, orden, orden. El paso más temido para una coleccionista de imágenes es ponerles sentido. Pulirlas, eliminar algunas intrascendentes. Llorar con ellas, reírte, preguntarte qué fue de esa persona a la que besabas y abrazabas en una peda de no se cuándo. O constar que el tiempo es un enemigo potente y que deja huella en quienes no dormimos como dictan las consejeras de belleza... Pero total, que tendré tiempo en un momento dado...
¿Por qué aquello de no cerrar el blog? Como todos hemos hecho éxodo al FB y, en un crecimiento exponencial, a Twitter, parece que ya sólo importa el pensamiento sintetizado o externar. Y acá el rollo es al revés. No creo en verdad que nadie (ni yo) lleve al dedillo mis cuitas, mis quejas laborales o mis debrayes en el corazón... Y qué importa. Es de entenderse que alguien que escribe para el resto, para explicar el mundo, tenga la necesidad en ocasiones de explicarse el suyo. Hay vacantes en muchos solares de mi vida y no se trata de llenarlos con pendejadas. De ahí radica esta maraña, este texto siempre tan complejo, este irse a dormir lleno de preguntas y que todas se pongan en pausa porque ahí viene de nuevo el SME, los diputados, Juanito y su compinche de bronce, los muertos de Juárez, de Tijuana, de Michoacán; el dengue, la influenza, nuestras plagas modernas. El paro, el dólar, el miedo, el devenir...
Por lo menos mi cajita hace un ruido más familiar y amistoso que todos estos tambores de guerra.

3.11.09

A

Me pregunta el Facebook, siempre tan solícito, qué estoy pensando. Medio respondo, aunque mi cabeza está empezando a habitarse de tus imágenes y tus sonrisas y tu nuca, que es lo que alcanzo en el reojo cuando paso corriendo por el pasillo. En el momento del elevador donde me pusiste en jaque y no quedó de otra que la infantilada de sacarte la lengua. Decoro el cuadro con la música del aire y en que estos días serán un poquito más jodidos que lo que pueda imaginar en tu convalecencia, sé que me dará frío y ni un latte del Emir me va a ser suficiente... Sólo pienso y pienso. Elijo pensar que cada día será menos y que eres, estás siendo, el pretexto perfecto para la sonrisa.
Como cuando escucho esa de Modest Mouse que dice "You've got the harder part/You've got the kinder heart/And it's true/I've got the easy part, I've got the harder heart/Ain't this true..."

27.10.09

Blackouts inducidos



Ahora entiendo por qué ponerse pedo (de vez en cuando) es taaaan divertido. Porque no hay tiempo, porque todos son amigos, porque bailar y deschongarte es catártico. Porque no hay nada que te lastime o que te recuerde malas experiencias. Porque escuchar Twist & Shout en ese estado es taaaaan entretenido...

20.10.09

Feliz cumpleaños, Milenio Televisión

Es complicado valorar qué ha sido lo mejor de este año. Quizá eso, que es el primero de muchos. En la fiesta dijeron que es el reconocimiento público, de tirios y troyanos; en corto, que sin saberlo o estar consciente, te has ganado un respeto y edificando un prestigio, alimentado de un chingo de sacrificio que vale cada noche al tumbarte en tu silla. La memoria, siempre selectiva y emotiva, llena mi bolsa de risas, de gritos, de mentadas de madre (muchas), de posturas convergentes. Todo va hacia un mismo lado; decides con qué personas seguir adelante, aun a costa de otras que sabes a un lado, que en cualquier momento puedes recurrir a ellas; te llenas también de nostalgia por el hubiera, por el "en dónde estaría sí...". Y volteas. Todos están allí. Unos nuevos, otros conocidos de años. A los que sin querer has formado y deformado; de los que has aprendido y a los que admiras por su profesionalismo, pero sobre todo, por su calidad humana. Me resisto a dar un nombre, una seña, tú sabes cuán importante has sido para que las comidas sepan menos frías, los cafés menos pasados y las vejigas más resistentes. Tu solidaridad, tu risa por un mal chiste, tu tolerancia a mis casi siempre despóticos e impersonales modos. Nada paga haberte conocido, trabajar todos los días en esos espacios más míos que mi casa. De este primer aniversario me quedo, creo, con el gusto de compartir noches de tacos y cervezas, de Rock Band, de chistes idiotas cerrando con el ya clásico "la banda es culera y no perdona". Me quedo con las ganas de verte al otro día, de abrazarte, de cerrar tratos en dos palabras y negociarlo todo con dulces del cajón. Me quedo con un sonoro "chingada madre". Con la determinación de que mañana seremos mejores y que poco a poco ese respeto interno, esa admiración externa, sea el motivo para trascender, para que este desmadre lo siga siendo, para ser feliz y apasionado; de que esta rutina maligna llene de alegrías mi corazón. Porque para eso se es profesional, porque para esto estoy aquí. Hoy no me entiendo sin mis maravillosos amigos de trabajo, mi banda, mi gente, mis niños, mis jefes, mi jefe máximo, mis pautas, mis qius, mis imágenes del día, mi cansancio. Mi proyecto de hace un año entendido como una realidad. El sueño de muchos labrado a punta de madrazos que saben a miel.

5.10.09

Depeche

La primera candela con Policy of Truth, y qué decir de Blue dress. El deseo ideal con Somebody (to share, share the rest of my life...) y la ilusión duradera con... Mickey Mouse... jejejeje.

Veuillez installer Flash Player pour lire la vidéo

22.9.09

Abrazo

Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso
Honoré de Balzac

***
¿A cuento de qué fue ese abrazo? Parece que no lo saben. O no lo recuerdan. Porque el alcohol ha corrido por sus bocas y sus ropas. Pero el fondo es demasiado alucinante por sí mismo. Cualquiera diría que no quieren soltarse jamás. Nunca se ven los rostros de frente. Él, evidentemente más alto, la toma de la nuca, casi con cuidado, como siempre, como a ella le marea y no le importa que su camisa se llene de su perfume. Ella, en su breve sueño, campea a sabiendas de quererlo encontrar al final del camino. Y entonces no lo soltará. Lo aprisiona, cierra los ojos y se abandona. No quiere que la música -si es que existió- termine. Es su momento, el instante que le da aliento; por el que vale la pena estar y ver y hacer y dejar. Por sentir su calor, todo. Sus cabellos sólo se delimitan por la oreja izquierda de él; de otro modo son tan parecidos que recuerdan un atardecer poderoso en un mural. Pronto acabará esa unión de sus cuerpos; pronto cada uno recuperará su espacio vital, darán la media vuelta y quizá intercambien un comentario, una sonrisa, un silencio. Pero al momento del flash sus cuerpos dicen: "no me dejes, no me sueltes. No te vayas", a la espera de la respuesta que, quizá, en unas semanas, se haga inevitable.

11.9.09

Good day sunshine

Fue una semana beatle. Sin duda :)

Los Beatles
Gabriel García Márquez
16 de Diciembre de 1980

Así es: la única nostalgia común que uno tiene con sus hijos son las canciones de los Beatles. Cada quien por motivos distintos, desde luego, y con un dolor distinto, como ocurre siempre con la poesía. Yo no olvidare aquel día memorable de 1963, en México, cuando oí por primera vez de un modo consciente una canción de los Beatles. A partir de entonces descubrí que el universo estaba contaminado por ellos. En nuestra casa de San Ángel, donde apenas si teníamos donde sentarnos, había solo dos discos: una selección de preludios de Debussy y el primer disco de los Beatles.
Por toda la ciudad, a toda hora, se escuchaba un grito de muchedumbres; “Help, I need somebody”. Alguien volvió a plantear por esa época el viejo tema de que los músicos mejores son los de la segunda letra del catálogo: Bach, Beethoven, Brahms y Bartok. Alguien volvió a decir la misma tontería de siempre: que se incluyera a Bosart. Alvaro Mutis, que como todo gran erudito de la música tiene una debilidad irremediable por los ladrillos sinfónicos, insistía en incluir a Bruckner. Otro trataba de repetir otra vez la batalla a favor de Berlioz, que yo libraba en contra porque no podía superar la superstición de que es oiseau de malheur, es decir, pájaro de mal agüero. En cambio, me empeñé, desde entonces, en incluir a los Beatles. Emilio García Riera, que estaba de acuerdo conmigo y que es un critico e historiador de cine con una lucidez un poco sobrenatural, sobre todo después del segundo trago, me dijo por esos días: “Oigo a los Beatles con un cierto miedo, porque siento que me voy a acordar de ellos por todo el resto de mi vida”. Es el único caso que conozco de alguien con bastante clarividencia para darse cuenta de que estaba viviendo el nacimiento de sus nostalgias. Uno entraba entonces en el estudio de Carlos Fuentes, y lo encontraba escribiendo a maquina con un solo dedo de una sola mano, como lo ha hecho siempre, en medio de una densa nube de humo y aislado de los horrores del universo con la música de los Beatles a todo volumen.
(....) Esta tarde, pensando todo esto frente a una ventana lúgubre donde cae la nieve, con mas de cincuenta años encima y todavía sin saber muy bien quien soy, ni que carajos hago aquí, tengo la impresión de que el mundo fue igual desde mi nacimiento hasta que los Beatles empezaron a cantar. Todo cambio entonces. Los hombres se dejaron crecer el cabello y la barba, las mujeres aprendieron a desnudarse con naturalidad, cambió el modo de vestir y de amar, y se inicio la liberación del sexo y otras drogas para soñar. Fueron los años fragorosos de la guerra de Vietnam y la rebelión universitaria. Pero, sobre todo, fue el duro aprendizaje de una relación distinta entre los padres e hijos, el principio de un nuevo dialogo entre ellos que había parecido imposible durante siglos.

7.9.09

Blablablá

Sigo con mil madres en la cabeza. Son como preguntas o achaques que no son divertidos de asumir. Hay varios momentos del día en que valen mucho la pena. Otros, cuando debes jugártela a lo Naciones Unidas, te dan ganas de botar todo y dejar a medio mundo con sus predilecciones y sus reticencias. No hay ventanas donde estamos y añádanle una idea magistral de un wallpaper institucional que lo único que hace es deprimirme (ya lo dijo mi jefe, la imagen corporativa debería dejar resquicios a la expresión individual). En fin. Las preguntas poco a poco empiezan a tener su sentido y, me guste o no, debo admitirlo. Entretanto, las otras preguntas, las que sólo a mí conciernen siguen haciéndose más grandes y complejas. En esencia son dos. ¿Vale la pena seguir reflexionando, pensando, sintiendo? Y la segunda ¿Llegará ese instante en que me tope de frente contigo? ¿Existes o es verdad que te pudres en una cárcel del Perú? Ya estoy diciendo pendejadas como es mi costumbre. Hello, goodbye, toquemos los acordes del Beatles Rock Band, pongámosle buena cara a los tornados, comencemos a buscar la eficacia que hemos alcanzado en otros terrenos en unos más fatuos, menos visibles, pero igual de relevantes, de esenciales y dotados de felicidad... y dejemos de encontrarle la lógica al sueño de ayer. Mejor recordemos la sonrisa con la que te hizo despertar.

3.9.09

Una semana

Traigo demasiadas cosas en la cabeza y apenas terminó el miércoles. Un miércoles de shit (al menos llevamos dos días sin tornado). Mejor dejo el exorcismo para otro post. Ahora, sólo disfrutaré la cuenta regresiva del 09.09.09

31.8.09

Se desata el desorden

Una semana que uno medio desatiende el changarro y resulta que el América golea, que los Pumas ganan, que Omar Bravo anota y que Juanito está completamente fuera del huacal. Que me pierdo a Celso Piña y que dos de los reporteros tienen que hacer la chamba de cuatro. Una semana con el temido regreso de Padrini Mágico y su saco maravilla (jejeje). Una semana donde, bajita la mano, me da un chingo de orgullo estar haciendo las cosas como las estamos haciendo. Bien, y porque nos gustan. Y con el lema-karma de los últimos nueve meses, hela aquí. Trae el pelo lleno de óxido porque el simple y sencillo hecho de que no me dejó quitarle su identidad puma. Nos fue bien, pues... :)

27.8.09

Un viaje

Hay que ser muy terco para tener las vacaciones que deseas. Primero, joderte lo suficiente y segundo, llenarte de angustias momentáneas pero que el ser que las está padeciendo sólo te las puede decir con los ojos. Siempre hay una primera vez para todo. Para ella y para mí será traumático. Y ya me lo dijo mi hermana, será como si fuera el primer día del kinder para tu hija. Total. Son 85 minutos nada más. Y de ahí, un carro hacia el destino final.



Al regreso cuento cómo nos fue.

21.8.09

Todavía no sé si te vas

... y ya me estoy mordiendo de angustia por no volverte a ver.

17.8.09

Chango piojoso

El enésimo ring de mi teléfono en la tarde. La 23959. Del otro lado, su tipluda voz:
-Chango: quién va a cortar el bite?
-Yo: ya te dije hace rato que lo estoy cortando.
-Chango: adiós!
-Yo: adiós!, seguido de un colgón de bocina.

Cinco minutos. En la jodedera total.

-Chango: el bite?
-Yo: puta madre! no me estoy picando los ojos! ya te dije que ahorita te lo doy!
-Chango: chingada madre, apúrate!
-Yo: ahí voy, carajo!
-Chango: adiós!
-Yo: adiós!, seguido de un colgón más cabrón de bocina.

En términos generales así eran mis diálogos con Cecilia hasta el viernes pasado, cuando fue mi último día laboral con ella. De cuando en cuando (la neta siempre) que pasaba por sus islas de edición la chesqueaba... o ella a mí, dependiendo quién estuviera de mejor humor para dejarse. Desde el principio nuestra relación fue gritos, chescos e histeria. De cuando en cuando chistes locales y siempre respeto (aunque el diálogo inicial no lo indique).
Me escribió un mail para despedirse, para decirme que no era feliz. Que debía seguir el precepto que hemos hecho promo en Milenio Televisión: "hacemos lo que nos gusta". Y al parecer ella era como un cachorrito hiperactivo encerrado en la jodida burocracia de revisar que eso que ves en la pantalla salga medianamente bien. Realmente en pocas ocasiones tuvimos diferencias que nos bronquearan al grado de mentarnos la madre. Digamos que en medio de nuestras exigencias (porque yo no soy muy fácil de sobrellevar en cuestiones de chamba) y trato de perros en pelea, forjamos una bonita relación.
Se acaba la era del chango. Las cosas cambian dentro de nuestra asqueante rutina. La princess Rauliña viene como relevo, pero ya no será lo mismo. No me sentiré con la misma libertad de gritar y de mentarle la madre a una de las primeras personas que hizo que empezara a sentir Milenio como mi casa y a mis compañeros, como amigos de locura.
Suerte, chango piojoso, que nos encontraremos pronto. Por ahí te dejo este chesco... para que no olvides. Jajajajaja.



Te quiero, idiota :)

13.8.09

Hands up!

Como que me dieron ganas de llorar.

4.8.09

Genial (y con audio)



Y Modest Mouse se juntó con Heath Ledger y crearon esto.
Y sacarlo aunque sea 30 segundos en un noti, no tiene madre :)
Se llama King Rat. Del nuevo disco No one's first and you're next.

29.7.09

Me conocen como...

Los colegas de AP y de El Universal que el viernes pasado reprodujeron este artículo sobre los curiosos apodos de los narcos debieron esperarse tantititititito... les faltaba el mejor hasta el momento.
Yo tengo mi teoría. O es porque tiene vitiligo o porque es tan hijo de puta que completa ese dicho de que estan malo como éste...



Ladies and gentelmen, les presento a José Antonio Estrada,
"El queso de puerco",
cuidador de la banda de secuestradores "Los Rojos".
Amén de lo que hizo, ¿qué puede ser peor? ¿Que te apañen o que en el apodo lleves el estigma de que no te tomen en serio?
En fin, en fin...

28.7.09

Asco

Hace mucho que no disfrutaba los absurdos de la televisión abierta. Con todo y todo vi un pedazo de la nueva obra lírica de Televisa, Camaleones, y me di cuenta que Belinda es una actrizaza. Con razón Giovanni dos Santos le dedica sus churros, perdón, sus goles...





Jajajajajaja... Es de risa loca.
Porque ni llora ni se enoja ni se enfurece. Ni besa con fuerza a Poncho Herrera ni nada sino todo lo contrario.
Pero me imagino que ser tan mala actriz también ha de tener su chiste, so... le doy un poco de crédito.

Ahorita regreso, voy a vomitar.

22.7.09

Juanelo

Cualquier relación o semejanza con conductores de noticias, directores editoriales de televisión o deportivos, editores de sección, subjefes neuróticos de redacción (o sea, moi) o coordinadores de diseño...

(gracias, Juanelo Boada)



(dale "mejoreit image", o clic a la imagen para verla grandota)

11.7.09

El año y el instante

Todo tiempo llega porque es su única misión al estar esperando su breve paso de segundo.
Desde mi cumpleaños, todo ha sido sucesión de cosas sin pausa. Prepararse para una transmisión especial que encerraba una gran misión. Y pasaron esas seis horas -o más- y llegó la noche. Y entre la resaca de presión, otra bofetada que, dentro de lo poco que te deja para pensar, te estruja. Te conmueve la muerte del otro, de alguien que nunca conociste, que pudo haber sido un caso más y sin embargo, el estoicismo de su gente hace que abras los ojos. Pero ahí está el tirano favorito: el tiempo (y más si se trata de tiempo-televisión, donde todo es tan relativo y tan largo en su brevedad). Llegó este viernes y alguien me corrigió sobre mi pesimismo: "no digas que TODAVÍA faltan tantas horas, sino que SÓLO faltan". Buen punto. Y sí, llegó el final de la jornada. De una semana más larga y más dolorosa y tan vacía... de la cual sólo se queda el discurso de Joel Le Barón, despidiendo a su hijo Benjamín.

"En la cima de una colina, desde donde se ve todo el pueblo de Le Barón, con el atardecer rojo, pegado al frente a las montañas, él señaló a lo lejos y dijo, con una sonrisa de orgullo, que ese valle y los nogales y las casas y los niños y ese camión suyo que se veía a lo lejos, todo eso era la obra de tantos años de trabajo honesto, de tantas generaciones y que nunca estaría dispuesto a irse, y menos para dejarlo en manos de criminales sin vergüenza... aquí endureció él el rostro y la mirada. Estoy seguro que fue ese mismo rostro de combate el que le miraron quienes le quitaron la vida hace unas horas. Le colocaron una manta de advertencia, dicen en las noticias. ¿Por qué? ¿Por haberse negado a pagar el rescate de su hermano o por sabotear el negocio de la muerte? ¿O será por defender la vida de la comunidad? Así que esta muerte es un atentado en contra de los hombres que defienden ideas nobles con acciones firmes".


Estas palabras sabotean cualquier intento de pensar en otra cosa. Aunque me queda mi propio duelo en delay. Sin permiso para distraerse, para concederse, en esa jornada superior a seis horas donde lo único que importaba era que todo fuera perfecto, creo que no me abandonaste. Ni tú ni él (no lo cuento porque sé que está). Te habían dibujado hermosa y con unas alas fallidas, no por feas sino porque no hacían falta. Vuelas y volaste y este año que ya hay de distancia entre esa tromba parece un segundo. Parece la semana pasada. Porque no nos dejas del todo y no sé a veces si es sano que te demos tantas vueltas -nunca con tristeza, siempre como referencia-. Creo que te gusta andar por acá, enterándote de la nada.

Llegamos, te digo, a otro tiempo. Hoy toca celebrar los 30 del que siempre ha parecido (y que no lo es, por supuesto) un actor de reparto. Pero que no podríamos sin él. Como no podemos sin ti, sin el resto.

Estás con tus ojos bellos hecha papel, al lado nuestro, desde la medianoche del año en que nos ganaste la partida de turista que nunca quise jugar. Si te encuentras por tu camino a Benjamín Le Barón, dile que siga viendo su tierra indómita con el mismo orgullo. Y que muchos aprendimos a replantear esa palabra, "orgullo", a partir de su humillación en la tierra.

27.6.09

30 datos inútiles (XXIX-XXX y último)

"Siempre me pasa lo mismo. En vez de disfrutar del presente, ya me entristece la nostalgia que por este ahora que no volverá he de sentir mañana".
José Emilio Pacheco. El principio del placer


Nota mental. Escribo esto al son de la mejor canción. A day in the life.
Y bueno.
No hace falta salir muchos metros fuera de la casa para ver cuánto cambia la vida. Una farmacia donde saciaba mi sed ahora ya ni siquiera es la de genéricos que por unos sños fue, porque don Santiago ya ni siquiera pertenece a este mundo. Las mejores tortas de pierna del mundo sólo son un sabor tatuado en mi boca, pues don Luis, con sus posters de simios jugando al tenis (no gano, pero cómo me divierto) se fueron a la basura de la memoria coyoacanense. La Guadalupana ahora es nice y llena de alguien a quien no conozco; su lugar fue suplantado por algo que no comparto; la Coyoacana. La charcutería no existe más, desplazada por una pastelería extraña y un Burguer King. La plaza de las palomas ahora está remozada y llena de comercio, de gente, de historias. Ya ni hablar de La Moreliana, la taquería-tepachería a la que mi padre nos llevaba para comer flautas y tomar chaparritas a la sombra de barriles llenos de ese mágico curado de piña.
Y hay cosas que no cambian. Israel y su sastrería Gallardo. El mercado de las quesadillas -carísimas- de queso, los sopes. La estatua de Hidalgo que sigue esperando al patán que le robó su bolsa de pan. El jardín de La Conchita, La lluvia de mi cumpleaños. The Beatles acompañando el soundtrack de estos ahora, oficialmente, 30 años de estar paseándome por las desventuras y las alegrías de todo y nada.
Las cosas cambian, sí. Jodidamente así es. Las cosas que dentro de su transformación se mantienen son las que hacen que hoy, a estas horas, siga sonriendo.
Los amigos, la familia, el amor eterno de gorra azul y barba chocomole. La risa por cualquier cosa. El cigarrillo que no permite que desvaríe frente a este teclado. Un feliz cumpleaños de haber pedido en secreto amor del bueno.
Porque lo demás ya está así. Ya cambió y no va a modificarse. No cambiaré ni se moverá el hecho de que mi Coyoacán se sigue modernizando, de que tengo 30 años en este momento. Que dos personas fundamentales en mi vida no están. Que extraño la gran visión del comaqureño y del hidrocálido. Que la felicidad no es sino un momento de sonrisa fácil pero a la vez profunda.
El resto del mundo puede, por lo demás, segurse moviendo.
Porque yo sigo aquí, dando mi primer paso en el tercer piso pensando que viene siempre algo mejor.
Felices 30 y de aquí, para el real.

25.6.09

30 datos inútiles (XXV-XXVIII)

Cuatro recuerdos verdaderamente pueriles de mi infancia.

1. Uno de mis primeros muñecos de peluche fue, lógicamente, un oso. Se llamaba Ottawa. No sé por qué. Tampoco por qué me daba por cantarle ese ritmo de "Brassiiil, lara lara, lara, laraaaa". Lo llevaba conmigo para todos lados. En una de esas emprendí con mi familia un verdaderamente largo viaje de Coyoacán a la Magdalena Mixhuca para ver a mi hermana en no se qué competencia. Tenía yo menos de cinco años. Era de noche y regresamos a casa en un Ruta 100 que nos dejó en la ahora desaparecida Fábrica de Papel. Todos bajamos del bus... menos el oso. Se fue en el camión. Mi primera pérdida. Lloré muchísimo y mi mamá me consolaba diciendo que seguramente haría feliz a otro niño. No dejo de pensar en eso incluso hasta estos días, cuando me acuerdo de voltear la vista a la derecha en la prolongación de Miguel Ángel de Quevedo, en el puente para llegar a Tlalpan, donde desde las alturas se podía ver el encierro de los Ruta 100. Espero que Ottawa haya cumplido su misión.

2. La vida de mi familia ha estado invariablemente ligada a los Superamas. Cerca de la casa hay uno donde trabajó mi mamá, mi hermana, unas tías, etc. Pero de pequeña, cuando cerraban las puertas me ATERRABA quedarme encerrada sola, ahí, entre los pasillos. Era un temor absurdo porque usualmente iba con mis papás o mi hermana a comprar pan o cualquier cosa. Pero no podía ni siquiera soportaba la idea de no salir con las puertas abiertas, como el resto de la gente. Sencillamente era algo que me hacía perder mis diminutos estribos.

3. Se llamaba Andrés y era italiano. Vivía en la Casa de la Malinche. Rubiecito. Lindo el mocoso. Teníamos como cuatro años. Su nana (que ahora no recuerdo el nombre, pero apenas esbozo sus lentes, su cabello negro, su tez morena, su rigidez) y él iban a buscarme para jugar. Le decía "Andreia, andiamo a mangiare il gelatto", pero su frase tatuada en mi mente era "mi amore é Cecilia". Ja. Cómo olvidar a tu primer "novio". Un día se fue y jamás supe algo de su existencia.

4. Brinco, brinco, brinco, Ceci, brinco, brinco, brinco... Las palabras donde mi padre resumía el mundo. Un escalón de no más de 30 centímetros donde el tiempo se hacía nada. La salida de proveedores de ese Superama de mis recuerdos y ver salir de trabajar a mi mamá. El interín no era nada porque yo brincaba y veía las estrellas. El mundo estaba completo.

22.6.09

30 datos inútiles (XXIV)

No tengo el mejor sentido del olfato del mundo, lo admito. Pero hay aromas que me pueden hacer soñar. El olor a tierra mojada del jardín frente a mi casa. Los chiles verdes friéndose, como preámbulo para los frijoles refritos que solía cenar de niña. La vainilla para un licuado de plátano. Cerrar los ojos y una combinación de cigarro y Coca Cola con ron (no me pregunten cómo lo detecto) es remitirme a las fiestas de mis padrinos. Y el de pinturas y solventes, al taller de El Maestro en casa de Juli. La loción de botita de Avón (jajajaja) de Germán. El olor a zapatería. El aromatizante de manzana y canela en la casa y el cuarto de lavado del departamento en Montreal.
Absurdas asociaciones a los momentos más felices de mi vida.

19.6.09

30 datos inútiles (XVIII-XXIII)

UJUUUUUUU... ADORO ESTO! ME SIRVE PARA EMPAREJARME, JAJAJAJAJAJAJA...
(gracias de nuevo a Ah, Ulil) y no se vayan con la finta, que son 74...

ULTIMOS:

1. última bebida: agua de jamaica
2. Última llamada de teléfono: con Diego Osorno, para un asunto de las guarderías en Sonora.
4. Ultimo cd reproducido: mmm... la semana pasada, uno de The Arcade Fire. Siempre traigo mi iPod.
5. última vez que lloraste: el miércoles en la madrugada.
6. último mensaje de texto recibido: de Yuli García, para que le pasara un fon.

ALGUNA VEZ HAS:
7. salido con 2 personas al mismo tiempo: no
8. Perdido a alguien especial? Sí
9. Tenido depresión: Sí

NOMBRA TUS 3 COLORES FAVORITOS: verde, azul y café

ESTE MES HAS:
9. Hecho un nuevo amigo: mmm... creo que no. Pero siempre estoy conociendo gente nueva.
10. Desenamorado: no...
11. Llorar de la risa: a huevo, de hecho fue el jueves de la semana pasada. Porque nadie sabìa quién era Tiburcio Trinquetes.
12. Conocido a alguien que cambió tu vida: este mes?
13. Descubierto quienes son tus amigos de verdad: eso sucede todo el tiempo
14. Dicho algo que quieras decirle a alguien?: no, de hecho estoy atorada con eso. Nada más es cuestiòn de que agarre valor.
15. Cuanta gente conoces en persona de tu lista?: del facebook? como al 40%
16. Cuantos hijos quieres tener?: para tener hijos hay que tener a alquien con quien los puedas tener. Pero si es de pedir, igual dos. Aunque ya tengo una de cuatro patas.
17. Tienes mascotas?: no es mi mascota. Es mi hija.
18. Cambiar tu nombre?: sólo el primero.

OTRAS
19. Que hiciste para tu ultimo cumpleaños?: mm... fui a una cantina.
20. a que hora te despertaste hoy?: a las 10... pero me dormì casi a las cinco.
21. Que hacías a medianoche ayer? iba saliendo de la chamba.
21. Menciona algo que NO puedas esperar?: que mi chamba sea tranquila. Nunca pasa.
22. Última vez que viste a tu mamá?: mm... hace como 15 dìas. Fuimos al zòcalo con mi hermano y mis sobrinos.
22. Qué cosas te gustarían poder cambiar de tu vida? nada. Incluso con lo malo debe ser así.
23. Qué escuchas en este momento?: a Juan Pablo Becerra grabar el noti de la madrugada.
24. Has hablado con Tom? Nel
25. Página más visitada? la del reforma. Mi blog. El Universal.

26. Nombre real: xxxx Cecilia Guadarrama Navarrete.
27. Sobrenombre favorito: Cecile. SadCecile.
28. Color de ojos: cafe oscuro chocomole.
29. Signo zodiacal: Cáncer.
30. Hombre o mujer: hasta donde sé, mujer.
31. Jardín de Infantes: Los lavaderos, jajajajajajajajaja. No se llamaba Ana María Hernández, pero como para llegar al kínder tenías que pasar por unos lavaderos de un centro comunitario, ps...
31. Enseñanza básica: "En la escuelaaaa Melchor Ocampoooo, nuestro lema es virtuuuud y sabeeeeer"...
32. Enseñanza secundaria: La tres veces hace Secundaria Diurna número 35, general Vicentico Guerrero.
33. Enseñanza media: "whisky, ron, tehuacán; whisky, ron, tehuacán, arriba, la prepa 6 de Coyoacán".
34. Enseñanza superior: Facultad de Ciencias Polìticas y Sociales, UNAM.
35. Color de pelo: café chocomole.
36. Largo o corto: medium.
37. Eres hipocondríaco?: nel. Pero tengo narcolepsia.
38. Estatura: 1.57 de hobbit.
39. Te gusta como eres?: A HUEVO.
40. Piercings: nop.
41. Tatuajes: no, pero siempre he querido uno.
42. Diestro o zurdo: lo único que tengo de derecha es la escritura.
43. Primera cirugía: y única. Anginas a los 4 años.
44. Primer piercing: que noooo...
45. Primer mejor amigo: Mi Jules.
46. primera mascota: viva? Una gata que se llamaba Diana que se murió atropellada enfrente de la casa. Todavía recuerdo a ella en un costal en el suelo y su pata aparte :(
47. Primeras vacaciones: que recuerde, a Guayabitos con mi familia hace como un chingomadral de años. casi me ahogo en el mar, jojojo.
48. Primer concierto: Parchiiiiiisssss en el Pavellón Azteca (era la explanada del estadio), como a los tres años. Y de ahí son mi vicio.
49. Comiendo: ahorita? no. Pero hace como 15 minutos le mordí a la torta de milanesa de un editor.
50. Bebiendo: agua.
51. Estoy a punto de: iniciar mi fin de semana.
52. Listening to: el bzzzzzzzzzz del aire acondicionado.
53. Esperando: a que mis amigos que sieeeempre van al cine mientras yo me parto la madre salgan de su función para ir a cenar juntos.

COSAS QUE TE GUSTAN

54.Artista favorito: Beatles y un largo etc.
55. Mejor película de todos los tiempos?: para mí? mmmm... El gran escape, con Steve McQueen.
56. Pollo o filete?: depende.
57. Te gusta la pizza?: pero por supuesto.

QUÉ ES MEJOR DEL SEXO OPUESTO

58. Labios u ojos: ojos.
59. Abrazos o besos: ambos dos.
60. Romántico/a o espontáneo/a: más lo segundo que lo primero. De hecho soy fan de los grinch.
61. sensible o alegre?: alegre, en eso hay sensibilidad.
62. Problemático o irritante: depende.
63. Besado un extraño: jujuju...
64. Bebido alcoholes fuertes. Nunca el del 96.
65. Perdido lentes/contactos: claro.
66. Huido de casa: he huido de un campamento para irme a mi casa. Cuenta?
67. Sido arrestado: claro! Las mejores seis horas en un separo!!!!
68. Llorado por la muerte de alguien: por supuesto.

CREES EN..

69. Ti mismo: siempre. todo el tiempo.
70. Milagros: mejor en las consecuencias.
71. Amor a primera vista: sólo con una persona.
72. Cielo: creo en que la materia siempre se transforma
73. Respondiste honestamente? claro
74. Crees en Dios? : En Chuchito. En mi chuchito particular.

15.6.09

30 datos inútiles (XVII)

Creo que alguna vez ya escribí sobre esto. O hablé con alguien. No recuerdo.
Miedos absurdos de infante y algunos, actuales (todos lo son, ¿no?):

-El sonido de las estaciones de AM. Sobre todo con el requinto de "Do you want to know a secret?" de The Beatles.


-La lengua de Gene Simmons.


-El cristo de los ojos abiertos de Carrie.


Cualquier intento de "monstruo" en las casas encantadas de las ferias y las botargas promocionales (me aterra que quieran tocarme).



Creo que por lo demás, me las he arreglado bastante bien. Lo de los roedores, después de una campaña sin cuartel, he decidido bajar la guardia.

13.6.09

30 datos inútiles (XVI)

La juventúuuuuuu...
Yo era fan de estos tipos. From hell. De recortar las TV y Novelas. De llevar a rastras a sus conciertos a mi madre. De besar a un chico y dedicarle "Para siempre". Me recuerda a mi primer novio (y en consecuencia a mi primer truene).
La cosquilla de la pubertad. Un tiempo tan lejano como bello.
Y donde empecé a escribir.

11.6.09

30 datos inútiles (XIV-XV)

Usualmente se llama cajón de sastre. Adriana lo rebautizó diciendo que era un cajón de duende. Siempre hay de todo. Son mis cajones de la oficina, en la que a veces paso mucho más tiempo que en mi propia casa.


El cajón de las plumas. All access. Destaca el globo del Chavo del 8 y unos lentes sin dueño (y las aspirinas de Adriana).




Obvio, aquí es el más importante. Donde guardamos el chupe, los menús y mi hormiga de Bichos.



Y el cajón favorito de la banda. El de los dulces. Las drogas, que le dice Juan Pablo Becerra.

El dato XV, que cierra la primera parte, está en mi facebook. Un random de canciones bastante revelador.

8.6.09

30 datos inútiles (IV-XIII)

Ok, ok, creo en los atajos. Mucho. Por algo me cayó esto en el Facebook (gracias Ah Ulil). Así que me pongo al corriente.

Admito que soy: una guarra melancólica.
Admito que en el colegio: era una ñoña.
Admito que en mi casa: me gusta el silencio de las cinco de la tarde, el que ya no disfruto desde hace un rato.
Admito que me digan: como sea, menos por mi primer nombre.
Admito que tengo: muchos discos y muchos pares de aretes.
Admito que salgo: poco, con mis amigos y mi familia. Me encanta salir sola o con mi perra.
Admito que me encanta: escribir en mi blog, tomarme un vino, platicar hasta la madrugada con alguien que valga la pena.
Admito que no tengo: mi cámara, pero será mi regalo de cumpleaños.
Admito que lo que más me fascina: es sentirme satisfecha en todos los sentidos.
Admito que mi MSN es: una herramienta de trabajo, un bello recuerdo y un compendio de gente que a veces ni saludo.
Admito que mi Facebook es: una manera de enterarme de la vida de mis allegados, pero me da mucha flojera subirle fotos. Admito que voy: a ir a Nueva York a más tardar en un año.
Admito que antes: era más feliz.
Admito que ahora: me cuesta mucho pensar siquiera en volver a entregar mi corazón.
Admito que no sé: un chorro de cosas que alguien de mi edad debería, pero estoy dispuesta a aprender. Ah, y patinar.
Admito que no sabia: qué era un lehendakari (es el presidente del gobierno vasco).
Admito que últimamente: me levanto más tarde que de costumbre.
Admito que me fijo en: su mirada.
Admito que soy afortunado en: trabajar en donde lo hago y con las personas que lo hago.
Admito que me gusta escuchar: toda la música y, de vez en cuando, las conversaciones ajenas. Sobre todo cuando viajo en Metro.
Admito que amo a: quien se lo merece.
Admito que quiero mucho a: un chorro de banda, a mi coche.
Admito que mis padres: me dieron en su momento lo que pudieron y por ellos soy lo que soy. Con lo bueno y lo malo.
Admito que mis hermanos: han sido mi madre y mi hijo, respectivamente.
Admito que estoy esperando: al cretino que me sacuda. Pero la espera es larga, así que me compré el banquito del valemadrismo.
Admito que mi amor: es como la defensa de Violeta Parra: tu corazón se abre cuando quiere, tu voluntad se cierra cuando quiere.
Admito que me comí: hoy y siempre, los palitos de las Tutsi Pop.
Admito que ayer: Jairo me sacó una sonrisa al darle un regalo a mi puma closetero.
Admito que hoy: tengo muchas ganas de abrazar a alguien que está muy lejos.
Admito que mañana: le aplicaré "la jefinha" a uno de mis redactores.
Admito que siempre: estoy soñando despierta.
Admito que finalmente: quiero dormir hasta que la cama me escupa.

30 datos inútiles (III)

Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles, Beatles.
Terminando esta serie que ya se retrasó un buen haré ese post que tanto deseo sobre ellos.
Por ahora sólo puedo decir que el 09.09.09 les sienta bien.



Y si no, nada más chequen este trailer que, por sí mismo, no tiene madre...



Jamás un videojuego me había entusiasmado tanto.

29.5.09

30 datos inútiles (II)

El frío es la onda. El calor, hasta cierto grado. La lluvia y yo no nos llevamos del todo bien, porque las dos somos melancólicas y polos iguales chocan.
Además, la pendejez se activa en el DF cuando caen unas cuantas gotas de lluvia.
Definitivamente los mejores días son los de otoño, cuando hay un sol esplendoroso, pero el viento te cala y te despeina.

28.5.09

30 datos inútiles (I)

Hoy empieza esta serie que no tiene otro propósito que aplicar eso que bien apuntó Benedetti: "el olvido está lleno de memoria".
Como dice Sanz, "hay cosas muy tuyas/que yo no comprendo/y hay cosas tan mías/pero es que yo no las veo".
Sin dejo de redención ni autocrítica ni complacencia. Puro regocijo ridículo, quizá.
Pero mío, pues. Y en la recta final hacia los 30.

Dato 1. Dame gelatina en forma de oso rojo; una paleta de caramelo con palo de papel o un helado de limón con chocolate y me harás feliz. Pero si quieres en verdad regocijarme, dame una gelatina de papelito, de jerez, de las que venden en los carritos afuera de las clínicas del IMSS o en la esquina de Balderas y Artículo 123.

27.5.09

Eliseo y el sentido común

Se supone que este post era para explicar mi egoproyecto de catarsis de un mes, para celebrar, conmemorar y condolerme de dejar los veintes y llegar como cuaderno nuevo a los treinta.
Se supone.
Pero el día y sus realidades escupieron otro tipo de discurso. Uno lleno de tristeza por la ejecución de un compañero de trabajo en Gómez Palacio, Durango. De recordar que esto no es un juego y que esta guerra de crimen organizado, con sus daños directos y colaterales, nos está consumiendo.
Y de que el sentido común es tan escaso, tan poco común, que duele verlo aparecer y dar la vuelta a la esquina, mientras te quedas con tu entripado.
Bueno. Mi pesimismo se reduce a una cosa, a lo importante. Sé (aunque espero que la realidad me dé otra bofetada y me equivoque) que quienes levantaron de su propia casa, arrastraron, torturaron, balearon y echaron al canal de riego a Eliseo, vivirán alegremente en su puta impunidad.
Se supone que aquí debería venir la corrección y que se sepa algo, pronto. Certero. Contundente y con consecuencias de algo que el lugar común llama justicia.
Se supone.

25.5.09

Por esto vale la pena



... y por el gol de papacito Verón, claro.

18.5.09

Dedos morados

Como un racimo de uvas, los pobres...
Sólo puede ser una señal de que debo levantarme después de haber caído al suelo.
Duele, pero hay que hacerlo.
No queda de otra. El amoratamiento ya pasará.

14.5.09

Rain

Fue la primera lluvia de la temporada. Y no es momento de escribir sobre los estragos que causará. Decidí que fuera mi noche; para caminar entre los vagos que buscaban guarecerse a la entrada del metro Juárez. Para leer sin prisa sobre la huída que la muerte significó para Antonio Vega. Para toparme de frente con LaChapelle y su luminosidad en un parabús que, a su vez, era la única luz en derredor. Y percibir en los ojos cansados y abandonados de quienes apenas van a la mitad del camino de vuelta a casa paz y abandono, preocupación por querer dormir. Una pizzería abierta a medianoche. Las calles mojadas, las farolas reflejadas en los charcos. Esta noche era mucho más oscura que muchas y el alumbrado público cumplió con más afán su labor. Anoche no hubo pelota para Bonita. Ella tomó su tren y yo mi cámara. Caminamos no muy lejos, a la plaza de Coyoacán y en el camino la lluvia, las farolas y la oscuridad, en su perfecto contraste, dotaron de belleza a puertas, ventanales, herrería y flores... pero sólo faltaba una cosa: el vacío. Que toda esta bulliciosa plaza fuera para mí y mi perra con sus pequeñas intromisiones. Sonó Lou Reed con Perfect Day en mis oídos; justicia musical. Esto ha valido la pena y retratarlo en su fugaz locura es por lo que no estoy autorizada aún para meterme entre las cobijas y volver a enchufarme con la odiosa rutina... En mi propia jornada de vuelta, hasta los más pequeños detalles en las paredes me sobresaltaban la mirada. Cosas que he visto todas mis mañanas. Pero ahora, en el mejor tiempo del día, son más estéticas.
Lo que puede hacer la primera tormenta del casi verano. ¿Será un aviso de otro tiempo?

4.5.09

Sunny flu

Es complicado verle un lado bueno a esto. Pero creo que lo ha tenido.
Momentos tranquilizadores, noches calurosas de viento y silencio absoluto.
Volver a lo básico, una noche con los amigos escuchando música y repartiendo recuerdos en discos compactos.
La paz de una ciudad. El transporte casi vacío, pese a los ojos que transmiten preocupación.
Esto terminará en unos días, para bien.
Para mal además.
Lo disfruté, sí...
Ya habrá tiempo de reflexionar y de hacer el balance.

29.4.09

la influenza y su(s) cara(s) amable(s)



de jodis.
de izquierda a derecha: carlos zúñiga, jonathan pardiñas, julieta pola, yo merengues, rodolfo zárate y héctor zamarrón

27.4.09

El desahogo de un virus

Estoy harto de ser un tema. De ser EL tema. Me zumban los oídos y hasta pienso que me he contraido.
No soy un enviado de divinidad alguna y tampoco quiero joderte la existencia. Simplemente hago mi vida, mi trabajo si así deseas llamarle. No soy tan importante como para que me odies y me temas, pero si me quieres ver como una especie de mensaje para recordarte que lo más importante es tu salud, por mí está bien.
Ríete un poco conmigo, por favor, aunque sea en ruso...
Just take care a little.

20.4.09

Number nine, number nine...

La he escuchado, fácil, los últimos 20 años de mi vida. No entiendo mas que unas cuantas palabras. Pero me fascina e intriga desde siempre por lo parecida que es al pensamiento humano, que se nutre de todos los estímulos, que grita de vez en cuando, tiene silencios y se repite y repite y repite... El caos hecho música.
Una madrugada se me prendió el foco, algo simple. Googlearla. Tratar de comprenderla un poco. Con poco éxito, claro... di con una frase, un mantra de estos momentos. Lo dijo él. El "Él" que para mí merece ponerlo en altas.
"Here I sit on my broken chair. My wings are broken and so is my hair. I'm not in the mood for..."
Estoy en el mood de tratar de entender cómo es que se piensa.
Espero lograrlo mañana. Aunque sea, dando el primer paso.
Por lo pronto ya caché que siempre hacía bromas porque la realidad era demasiado para él.

13.4.09

El del cumpleaños

Para la anécdota, quedaron atrás los días en que fuiste frágil, doliente, cínico y valiente... Hoy, sólo por la fecha, eres más viejo que yo.
Pero seguimos siendo los mismos niños de dientes grandes y sonrisa fácil. De fantasear. Peggy & Kermit. De parecer que no tenemos ni una milésima de cosa en común, salvo ciertos gustos pop.
Las amistades, las carnalitudes como la nuestra se hacen con más de 20 años de conocencia. Y caigo en la cuenta de que he pasado mucho más tiempo de mi vida contigo que en cualquier otra parte.
Nos hemos tomado de la mano en los instantes más duros de nuestra existencia. Los más jodidos y seguimos ahí, con nuestros dientes grandes y nuestras sonrisas fáciles.
Y aunque nuestras diferencias de opinión han sido miles, pocos los momentos en que nos hemos mandado a la chingada...
Total, hoy sólo es la fecha para felicitarte por ese cumpleaños que nos toca este año; un poquitín incompleto porque la primera de la lista está ausente; un tanto amargo porque a la vez hay fechas que te entristecen, pero no por ello menos importante, consciente de que alrededor tuyo hay un ejército de gente que te ama.
Me voy a dormir con la imagen del niño con cabello beatle nayarita que llegó al patio de la Melchor Ocampo y no soltaba su morral, literalmente, ni para ir al baño. El primero que me gustó, quien fue mi maravilloso compañero de baile. De quien oí esa confesión que ahora espeta a viento y sol y que nunca está conforme con el momentum, pues "nada es mejor que reinventarse a sí mismo".
Que en esa reinvención de tercera década estemos siempre juntos.
Te amo, hermano...

31.3.09

Excellent, Zutroy! Work hard, and each day you'll get a shiny penny...



O pienso así o de plano me va a dar el "torzón"...
No pretendo que sea perfecto, sólo no tener el corazón a mil.
(Sin sentido para poder dormir y pensar que Vedder sigue siendo el rey).

26.3.09

Solidaridad

Porque mi úlcera tiene tu nombre, porque haces que me suden las manos todas las noches, porque nunca le atino a lo que quieres... pero sobre todo, porque después de todo, eres como cualquier otra persona.
Y también tienes madre.


16.3.09

This is one for the good days


©sadcecile
Hay cosas chingonas y el concierto de Radiohead.
El mejor que he visto en toda mi vida (y miren que es mi vicio).
No pudo ser con mejor compañía.
Todo, todo, todo fue magnífico.
Si hubieran tocado "Where I end and you begin" me habría muerto en paz, pero me compensaron ganando en una patada futbolera una copia del setlist que, evidentemente, ya está en la bóveda de seguridad de un banco :P
Vi a Dios Yorke y a sus profetas Greenwood, O'Brien y Selway.
En este momento soy feliz :)

11.3.09

Mantra



MUCHOS POQUITOS CHIQUITOS HACEN UN MUCHO GRANDOTE

9.3.09

El reencuentro con Babasónicos y Zoé

Ni en mi día más ocupado te dejo de extrañar. Pero en este evento tenía miedo de evocarte. Por eso no quería ir o no le había tomado importancia. Por eso también me salté los de septiembre y los de noviembre; por eso no he comprado el disco. Sabía que sería duro y doloroso; que en algún momento se me iba a quebrar la voz y la cerveza me sabría a mis propias lágrimas.

No me equivoqué.

Pero otra parte (estoy segura que fuiste tú) me empujó a comprar las entradas. Y por impulso soltarle de sopetón que sería mi acompañante. Prácticamente lo saqué de una fiesta familiar porque necesitaba que me tomara de la mano. Porque yo apretaría la suya cuando empezaran las notas de esa canción con la que ella pidió que se recordara su vida -la paradójica muerte-.

La memoria de toda una vida compartida sintetizada en notas que resistieron a perderse en la estridencia. La última vez que estuve allí en un concierto que me importó fue contigo, precisamente viendo a los que Nacho quería ver... me acuerdo que ni pelamos el show porque ya nos lo sabíamos de memoria y porque seguramente teníamos en la cabeza otra cosa más importante. Total que la Sariñoña nos importó un pepino. Que el nervio de ver a Adrián de nuevo en el escenario, con su caótico ser estrafalario que tanto te gustaba... y ellos también sobrellevando la ausencia del bajista que te encantaba. Vino "El colmo" y me desgañité queriendo ser el murmullo de una ciudad que no sepa quién soy. Y entre notas canté esa de "cuando yo me muera haré una fiesta en la que nunca salga el sol"... pero vino la que entonaste todas las veces que vimos a los Babasónicos en vivo. Vino una pausa extraña. Respiré, él también y nos abrazamos a cantar "Putita". La cerveza me supo a tus gritos de fan histérica, de nunca saber del todo qué significaba esa canción para ti...

Faltaba la otra parte. La de nuestra otra estrella. Decidí respetar su homenaje con "Dead". Eso es de ellos y nada más. Y te sentí en nuestro típico comentario sobre la pachequez de Larregui. Seguro que te encantó su poncho.

Gracias, hermano del alma, por ayudarme a conectar esa parte a la cual tenía miedo de enfrentarme. Y espero que yo haya colaborado un poco en completar ese ciclo musical que sella el amor sin tiempo y lleno de memoria por Roski Boski. Lo necesitaba de verdad, para llegar en paz a ver a Radiohead.

Porque estarás con Carlos y conmigo en primera fila.

5.3.09

Eres la elegida



Después de tanto tiempo, te he encontrado...
Nada más tengo que juntar la lana para comprarte :P

2.3.09

Me voy a enfermar más seguido

Qué delicia dedicarte durante 48 horas a hacer absolutamente nada sin horarios...
Lástima que sólo sea por curarse de una gripe.
Ahora tengo 97 fotos en mi iPod para animarme fuera de casa...




PD: Faltan 15 días!!!!!!!!!

26.2.09

terapia funcional para lo inmamable

Venía decidida a despepitar este fucking jodido day a todo detalle, plagado de errores y poca paciencia. De resignarme temporalmente a las letras chiquitas. Y de ceder ante el maldito virus griposo de la redacción. Pero recordé que alguien a quien quiero mucho (y creo que fue por estas fechas) hace un año me dijo: "Porque todo lo malo al final tiene algo bueno, o x lo menos disfrutable...". Igual no es nada relevante, pero tiene mucho significado.
Entonceeees... lo bueno de esta "inmamable" (Crispi dixit) jornada fue que me sirvieras de sparring (literal), mi estrella punk, encontrar un nuevo lugar favorito para ordenar pizza cerca de casa. La simpsoniana terapia de la casita del horror V (la de "el esplendor" -porque si no nos demandan) y disfrutar de un nuevo placer culposo.

Homer: D'oh! I mean...hey.




Bart: Good morning, Father dear. [hands him comics] Hope you're well.
Lisa: Are we taking the new Lexus to Aunt Patty and Selma's funeral
today?



Homer: Hmm, fabulous house, well-behaved kids, sisters-in-law dead,
luxury sedan...woo hoo! I hit the jackpot.




[sits down] Marge,
dear, would you kindly pass me a donut?
Marge: Donut? What's a donut?




Homer: Aah! Aah! [pushes toaster handle, disappears]
[donuts start to fall from the sky]
Marge: Hmm. It's raining again.





jajaajajajaja!!!!!
Ah, el placer culposo. ¿Han oído esa estúpida canción de El Mechón? Bueno... con eso tienen.

19.2.09

Como en los viejos tiempos

El tiempo no es tiempo a tu lado.
Las mismas luces, el mismo escenario.
Hasta la misma camisa de la primera fotografía.
El abrazo. El mismo sentimiento lleno de diferencias.
Sólo faltó empezar a quitarle la etiqueta a las cervezas que no nos tomamos (esta vez).
Volveré al vicio; era algo necesario para trazar mi sonrisa.
Y no me importa volver a tiritar de frío o quedarme sin cigarros.
Todo sea por la compañía. Todo vale la pena.
Mi sociópata favorito :)

16.2.09

Numerología de fe-brero

Era estupendo charlar contigo, eso es todo.
Añoro las largas conversaciones de madrugada que hicieron de ti un noctámbulo con más razones que el mero ocio y de mí, la mujer más feliz en ese momento.
Porque lo demás duró lo que debía.
Fue un verdadero placer conocerte; lo digo sin sorna, sin rencor y en el más amplio sentido de la frase.
Empezó una tarde como la de hoy con un "¿qué haces?". Y lo más vaciado es que por poco te aparejas con el día -ese sí- en que mi mundo cambió. Tres años que no han hecho que olvide ni un solo rayo del sol reflejado en la ventana y chocando con su cabello, su gorra, su gesto de desconfianza, sus ojos de miel. Primera y única vez en mi vida que creeré que el amor a primera vista no es un ridículo mito romántico.
Y ahora que lo pienso, otro poco y hay festejo triple, por aquello de las visitas que dejaron impregnados los recuerdos a manzana, pero de eso sólo tiene dos años.
Si la numerología es tan precisa o tan mágica como dicen, algo debería cambiar por estas fechas en mis vientos.
Yo sólo sé que 2+2=5.

9.2.09

Is good to see you again

En la calidez de E, las vívidas memorias de juventud de P, la amorosa complicidad de C y N, las risas locas de la nueva generación, la rebeldía de A, la timidez de R, el gran futuro que le espera a C, la hospitalidad de S y A... en la dulce rudeza de M... en la paz que sólo el mar puede ofrecer...

2.2.09

Thanks, Holden

No cuenten nunca nada a nadie. Si lo hacen, empezarán a echar de menos a todo el mundo.

J.D. Salinger, The catcher in the rye

Lo reconozco. No soy la mejor lectora del mundo, aunque tampoco me entusiasma serlo. Es por un solo motivo. Los libros me dan lo que necesito en el momento justo. Son oportunísimos. Fue uno de un autor español hace unos meses el que me ayudó a llevar mejor la muerte de mi mejor amiga; después pensé que lo sería otro llamado "Alta fidelidad" para entender mejor a alguien , pero lo dejé a la mitad (algún día lo retomaré). Ya no era necesario. Y no los leo precisamente por esperar encontrar algo. Llego a esa conclusión hasta que cierro la última página. Aunque he de reconocer que me guío mucho por el título en esa necesidad de darle paz a mis tormentas, a mis preguntas.
¿Por qué he dicho esto? Ah, sí. Porque estoy regresando a mi espacio con miedo. Me he percatado que eso que nutría (desde mi perspectiva) este espacio se encuentra vacío. Por llamarlo de algún modo, los vuelcos del corazón. No hay mucho tiempo para eso desde hace varios meses. Y porque la situación verdaderamente me aterra es que me trago esa sensación, lista para teclear.
La frase de Holden Caulfield sintetiza mi poca -o mejor dicho, nula- gana de escribir. Ya no quiero echar de menos ni añorar cuando había motivos para ponerme loca de contento por los ojos de alguien. Y no sólo pasa por ese sector el asunto, sino por los días en que había esa posibilidad de matar el tiempo y entonces se volvía el catalizador de las historias y las reflexiones más serenas. Creo que por eso es que tomé vacaciones. No tanto por el cerco administrativo de hacerme de unos días antes de cumplir un año más en Milenio. Quería ocio, no pensar, no angustiarme, no tener que medir mi jornada y mi pensamiento en función de bloques, full tracks o bites. Si bien sólo es una semana, hacer cualquier otra cosa que estar pegada a ese puto ENPS me hará bien para volver a planear y abrir los ojos, respirar aire de mar. Abstraerme rascándole la panza a mi perra.
Y en esas estaba el sábado por la tarde, sentada en el gélido pasto de las islas de CU, cuando un niño llamó mi atención. Pirinola de no más de cinco años. En un monopatín. Disfrazado de Batman. Empezó a jugar con otros chicos. Se caía y volvía y echaba a correr como si se fuera a terminar el oxígeno. Se parecía tanto a ti de niño, con tu casco de futbol americano y tu mirada chueca. Creo que también su nombre terminaba con "O". Me hizo sonreír y respirar en paz. Un bello rato de ocio que llenó mi tanque.
Y decidí escribir de nuevo. Qué importa echar de menos si siempre en esa añoranza vendrá la sonrisa del recuerdo maravilloso de haber estado juntos compartiendo un pedazo de vida.
Mañana me desharé de muchas cosas que no me sirven. El miércoles inicio semestre. El jueves tomaré un avión para reunirme con familia en la que echaré de menos las navidades con olor a Bacardí y cigarrillo, un frío del carajo y el regreso a casa frente a los velatorios del ISSSTE en San Fernando. El domingo estaré aquí y el lunes, de nuevo a intentar sacar el mejor noticiario.
Por lo pronto leo "El libro de las ilusiones", de Paul Auster.

16.1.09

Fue

La rola del videocaset y los ojos abiertos van junto con pegado; como igual la paz que huele a mandarina. Como la tarde en el semáforo peatonal y las lágrimas chai. La mañana junto a la ropa limpia en la secadora. El inicio-fin de semana ensayado en la mente pero que no ejecutamos. La imposibilidad de que todo sea como fue.

11.1.09

Perdiendo el 2008

Le gano tiempo a éste, mi tiempo favorito del día para volver a uno de mis vicios favoritos, echando por delante el anuario.

1. ¿Qué hiciste en 2008 que nunca habías hecho antes? Entender el significado de la palabra “perder” en su sentido más amplio y doloroso, pero a la vez lleno de fuerza.

2. ¿Cumpliste tus propósitos de año nuevo, y harás más para el próximo año? No, jamás hago; sólo me pongo unas cuantas metas estúpidas.

3. ¿Alguien cercano a ti tuvo un hijo? No, creo que vendrán este año.

4. ¿Alguien cercano a ti murió?
Sí. Mi Julieta. Mi mariposa. Cada día la extraño, cada día la siento; sé que está a mi lado y que no me ha abandonado, pero extraño escucharla al teléfono. Sus chinos. Su arete en la nariz. Su voz de bruja.

5. ¿Qué países visitaste? Chile. La meta estúpida de este año es viajar más.

6. ¿Qué te gustaría tener en 2009 que no tuviste en 2008? Un poco más de tiempo para mí. Y si se puede, una pareja, pero la neta tampoco es algo que me quite el sueño.

7. ¿Qué fecha de 2008 quedará para siempre grabada en tu memoria, y por qué? De nuevo son varias: la principal, el 5 de julio, porque ese día murió Jules. El 20 de octubre porque ese día inició transmisiones Milenio Televisión (jornada digna de la peor pesadilla). 16 de febrero, porque ese día le di aceptar a una puerta maravillosa.

8. ¿Cuál fue tu mayor logro del año? Volverme malamente indispensable en un trabajo estupendo. Sintetizado en una frase que iba algo así como “tú no puedes enfermarte; eres el piloto de este avión”.


9. ¿Cuál fue tu mayor fracaso?
Si enamorarse es fracasar, entonces ése. Pero no comulgo con esa idea. Quizá haber chocado por imprudente. Y además, pecar de distraída.

10. ¿Sufriste alguna enfermedad o lesión? Nop, afortunadamente.

11. ¿Qué fue lo mejor que compraste? Mi iPod touch, debido a un asalto que se llevó a mi nene lleno de recuerdos musicales.

12. ¿Cuál conducta ameritó una celebración? Ahorrar más de lo que había pensado. Conducir a un estupendo equipo de trabajo.

13. ¿Cuál conducta te deprimió? Ser despedida de la vida de alguien no de la manera más deseada. Pero no fue mi decisión.

14. ¿En qué gastaste la mayor parte de tu dinero? Misma respuesta que el año pasado: En mis amigos. En el futbol. En conciertos. En pendejadas.

15. ¿Qué realmente te emocionó? Uta: todo hace que me tiemblen las patas. Haber dicho: “prevenidos, vamos al aire en cinco, cuatro, tres, dos”. Sus pláticas de madrugada y haber tenido una hermosa pero fugaz relación. Caminar por Valparaíso y su madrugada. El recorrido de auto empañado en Guadalajara. Vivir.

16. ¿Cuál canción siempre te recordará el 2008? Son un chingo y es una decisión difícil, pero creo que me quedaré con “Love for granted” de Phoenix.



17. En comparación con el año pasado, ¿eres más feliz o más infeliz? No fue un buen año para la felicidad; tuvo sus crestas intensas y sus momentos de oscuridad. Pero trato siempre de estar feliz. No es un estado mental sino chispazos de plenitud.

18. ¿Más delgada o más gorda? Más delgada por estrés.

19. ¿Más rica o más pobre? Depende.

20. ¿Qué te hubiera gustado hacer más? Tener más tiempo libre para no haber abandonado tanto a mis amigos ni a mi familia.

21. ¿Qué te hubiera gustado hacer menos? Comer frente a mi computadora.

22. ¿Cómo pasaste la Navidad? Recibiendo a mi familia en mi casa, sin árbol ni mamaditas de ésas, pero en un ambiente chido. Agradeciendo que todos tenemos salud y trabajo. Al día siguiente, comiendo el recalentado que llevó toda la banda en el Newsroom.

23. ¿Te enamoraste en 2008? Absolutamente.

24. ¿Cuántas aventuras de una sola noche tuviste? Dos. Una, completamente increíble. Digna de una sonrisa de oreja a oreja.

25. ¿Cuál fue tu programa de televisión favorito? Milenio Noticias de las diez de la noche, con Ciro Gómez Leyva. Jajajajajajaj, cada noche me sale mejor. Pero de ver, creo que ninguno porque no tuve mucho tiempo de ver tele.

26. ¿Odias a alguien a quien no odiabas en este momento del año pasado? No. Y aunque tendría muchos motivos para hacerlo, neta que no creo en los rencores.

27. ¿Cuál fue el mejor libro que leíste este año? Saber perder, de David Trueba. Fue un parote justo cuando pensé que todo estaba jodidísimo.

28. ¿Cuál fue tu mayor descubrimiento musical de este año? Mmmm… creo que todo mi asalto a las tiendas chilenas de música. Y aunque estuvo reñido escojo a una clásica. La Violeta Parra.

29. ¿Qué querías y obtuviste este año? Estar al aire de nuevo. Y un aumentito de sueldo, yujuuuu!!!

30. ¿Qué querías y no obtuviste?
Verlo a la cara, saber que era real. Despertarme y que fuera una pesadilla.

31. ¿Cuál fue tu película favorita de este año? Definitivamente Into the Wild. Su historia, su música, su mensaje. Algún día mandaré todo a la chingada y me iré a morir a la nieve.




32. ¿Qué hiciste en tu cumpleaños? Descansar (primera vez en muchos años que no trabajé en mi cumple) Beber en La Coyoacana con todos mis amigos. De nuevo fue el último en irse. Me dijo cuánto me quería. Ahí comprendí que así están chidas las cosas. Y que así deben ser.

31. ¿Qué cosa hubiera hecho este año mucho más disfrutable? No haber llorado tanto.

32. ¿Cómo describirías tu concepto personal de la moda en 2008? Más trapo en el cuello que nunca. Mis amados Converse. Y un vestido muy, muy corto.

33. ¿Qué te mantuvo cuerda? El infaltable cigarrillo terminando el noti de las diez; escribir, la música. Pasear a mi perra en las noches. Una chelita y mis amigos. Ese abrazo colectivo.

34. ¿Qué celebridad/figura pública te fascinó más este año? Barack Obama. Yes we can.

35. ¿Qué tema político te molestó más? No es que me moleste, me preocupa la cotidianidad y liviandad con la que a veces termino viendo esta guerra contra el crimen organizado. Aunque pensándolo bien, me cagó la madre que todo mundo asumiera que era Fernando Martí, cuando hay tantos y tantos casos que se quedan en el jodido anonimato de nosotros, los medios. En fin, somos altamente responsables de trivializar la muerte.

36. ¿A quién extrañaste? A mi Juli. Me la paso extrañando. Maldita nostalgia.

37. ¿Quién fue la mejor persona a quien conociste este año? Sabes que fuiste tú, no te hagas wey.

38. ¿Quién fue la peor persona a quien conociste este año? Seguro que ya la olvidé.

39. Dinos una lección de vida que aprendiste este año. Perder es parte del vivir. Perder a un amigo, un amor, un sueño, un poco de tranquilidad, dos pares de llaves. Te sirve para ser más fuerte, más paciente. Para ver la mar en calma sin desesperarse.

40. Cita una canción que describa tu año
Sin pena ni alegría, sin gloria ni piedad, sin rabia ni amargura, sin hiel ni libertad…